Ir a la barra de herramientas
Description

El estilo nórdico, también conocido como estilo escandinavo o scandi se caracteriza por ser un estilo sencillo, cómodo y sobre todo funcional.

Lo que se busca con este estilo de decoración es crear un espacio limpio con muebles que realmente cumplan una función, algo similar al estilo minimalista, pero en este se integran elementos que aportan calidez.

El estilo escandinavo es un estilo fuertemente influenciado por la ubicación geográfica y el clima de la zona, pero que últimamente se ha popularizado en el resto del mundo.

Origen del estilo nórdico

El estilo nórdico o escandinavo nace en los países nórdicos como Finlandia, Noruega, Dinamarca y Suecia buscando desde un principio la funcionalidad. Debido al clima extremo de la zona, lo que se perseguía era la comodidad y funcionalidad dentro de los hogares y, para ello se empezaron a utilizar productos que fueran útiles y duraderos.

En sus inicios este estilo era un poco mas rustico y sin muchas pretensiones; sin embargo, la elegancia que hoy refleja llegó un poco más tarde, a principios del siglo XX cuando empezó a combinarse la influencia de algunos movimientos decorativos; entre estos, el minimalismo, del cual se adoptó las líneas rectas y sencillas, la depuración de elementos decorativos y los colores pálidos.

sala al estilo escandinavo
Fuente: elmueble.com

Igualmente, del arte pop se introdujeron ciertos conceptos, por ejemplo la combinación de varios materiales como la madera, el metal, el plástico y el vidrio, siempre tratando de mantener la frescura y sobriedad del espacio, la cual es una de las características persistentes de este estilo.

En la actualidad, el estilo scandi ha evolucionado un poco buscando una estética futurista mezclado de formas sencillas, volúmenes sólidos, sobriedad, ergonomía y belleza entendida como una función más.

Elementos del estilo escandinavo o nórdico

Iluminación

El elemento más importante en este estilo. Estos países escandinavos no se destacan por tener muchos días soleados; por el contrario, gran parte del año se la pasan a oscuras, por lo que cada rayito de luz natural es muy valorado. Por esta razón, uno de los objetivos del estilo nórdico es aprovechar muy bien esa luz natural.

Todo lo que se integra a la decoración está pensado para realzar y potenciar la claridad dentro de las estancias, evitando en lo posible que algún rincón se quede sin iluminación.

Para ello es muy importante no sobrecargar el espacio con mobiliario innecesario; además de incorporar suficientes lámparas nórdicas para iluminar durante la noche. Y algo muy importante es la incorporación del color blanco en casi todos los elementos, el cual ayuda a crear una atmósfera iluminada.

En cuanto a la iluminación artificial, una muy marcada tendencia es el uso de lámparas de estilo industrial, donde el cobre y el latón en las lámparas colgantes van muy bien. Los flexos también son muy usados en este estilo.

comedor al estilo escandinavo
Fuente: revistadeck.com

Colores

En la decoración nórdica es muy común el uso del color blanco. La mayoría de las veces se usa este color en las paredes y, en un tono más hueso los pisos y el techo. También suele estar muy presente en todo el mobiliario.

El color blanco es, por excelencia, el color que refleja mayor iluminación; además de orden y elegancia, que es precisamente lo que se quiere cuando se decora al estilo nórdico.

Entre algunos tonos que complementan la decoración están el gris y el beige. Y en ocasiones se puede integrar un color oscuro como el negro o el marrón, por ejemplo en un mueble de madera color expreso.

Existen algunas personas que se atreven a integrar tonos más vivos, como el azul, amarillo, verde o anaranjado, pero por ningún motivo pueden opacar la pulcritud del blanco. Estos detalles de color están presente sobre todo en los accesorios y complementos de decoración.

Mobiliario

En relación a los muebles, se debe tener en cuenta una premisa muy importante en el estilo nórdico, no se debe abusar con la inclusión de los mismos. Hay que tener muy presente que lo que se busca es tener estancias espaciosas por lo que el mobiliario a incluir debe ser meramente funcional.

Ahora bien, los muebles nórdicos están elaborados con madera como el haya o abedul, materiales ideales para fabricar mesas y sillas nórdicas. Otros materiales más modernos como el acero son perfectos para crear sofás más modernos.

sala escandinava
Fuente: casaydiseño.com

Sin importar mucho el material con el que estén hecho el mobiliario, lo que hay que resaltar es que, estos deben ser simples, no muy altos y con corte de líneas rectas.

La mayoría de estos muebles son de color blanco, aunque en limitadas ocasiones se puede incluir uno que otro en color oscuro.

Accesorios y complementos en el estilo nórdico

Un elemento imprescindible en el estilo escandinavo son los cuadros para que adornen y aporten color a las pálidas paredes. Los marcos deben ser grandes y de color claro si la pintura es muy oscura.

Los estampados elaborados con textiles naturales como el lino, el algodón y la lana son infaltables. En lo posible deben tener motivos geométricos. Es importante incluir mantas, cojines y alfombras.

espacio decorado al estilo nordico
Fuente: muemue.com

Los elementos naturales son otro detalle necesario en el estilo nórdico, por ejemplo detalles en madera. Las plantas son una excelente idea ya que aportan un look natural al espacio.

¿Te atreves a traer el estilo nórdico o escandinavo a la decoración de tu hogar?

Lleva a cabo todas las ideas que te hemos dado.

Related Posts

Cuando hablamos de plantas decorativas, es inevitable pensar en que son una pieza fundamental para ...
Yeniret
5 noviembre, 2019
Las alfombras o alfombrillas son elementos que nos ayuda a complementar muy bien la decoración de ...
Yeniret
5 noviembre, 2019
Los tapetes son artículos decorativos hechos de diversos materiales y con diferentes técnicas. Es ...
Yeniret
29 octubre, 2019