Estilo Retro

0
39
  • Paola A.
  • Category Decoración, Estilos de decoración

El estilo retro es un estilo que se inspira en los diseños que existían en los años 50, 60 y 70 para crear un ambiente único y muy personal. Con este estilo se combina lo viejo con lo nuevo, enfocándose en los diferentes colores, texturas, materiales y diseños, que van desde los más simples hasta los más modernos y futuristas.

Debido a que el estilo se basa en una larga línea de tiempo existen un sinfín de elementos de decoración que pueden ayudar a crear un ambiente retro.

¿Qué es retro?

El término “retro” se puede usar para calificar algo como “viejo o anticuado”, aunque por lo general se emplea para describir que algo es “atemporal o clásico”.

También es asociado a tecnologías obsoletas, como teléfonos analógicos, máquinas de escribir, máquinas registradoras, entre otros. Sin embargo, la acepción más acertada de retro es la que hace referencia a objetos de un pasado cercano que ya no son modernas o actuales, propiamente dicho.

cocina al estilo retro
Fuente: hogarmania.com

De forma general, se puede utilizar la palabra retro para hacer referencia a cualquier cosa, diseño o actitud que esté de alguna manera relacionado con el pasado.

Estilo Retro y Estilo Vintage

Es muy común confundir el estilo retro con el estilo vintage, ya que ambos utilizan objetos de años anteriores que deberían ser originales. Por lo que, la tendencia en la calle es fusionar y mezclar ambos estilos, encontrándose denominaciones como retro-vintage o vintage para lo retro.

Sin embargo, esto es un gran error. Por lo que hoy te mostraremos algunas diferencias entre estos y así puedas implementar el estilo retro de manera correcta.

Diferencia entre el estilo retro y el estilo vintage

El estilo retro revive estilos de un pasado reciente, pero donde los elementos son creados en la época actual; es decir, el estilo retro se trata de simular la estética del pasado con objetos nuevos que tienen aspecto antiguo. Mientras que el estilo vintage utiliza muebles y accesorios originales de épocas pasadas; es decir, deben ser antiguos si porque si.

Otra característica es que el estilo retro mezcla lo nuevo con lo viejo y con el estilo vintage se debe reciclar si adquieres un objeto de segunda mano.

Elementos del estilo retro

sala al estilo 60 años
Fuente: westwing.com

Colores

En el estilo retro se puede utilizar una amplia gama de colores. Por ejemplo en los años 50 y 60 se utilizaba mucho los tonos suaves como el verde, amarillo y azules y se contrastaban combinándolos con el rojo, el amarillo mostaza y el blanco con negro. Ya para los años 70 se empezaron a utilizar colores más vibrantes como el fucsia, verde lima y naranja.

A partir de allí, se han creado ciertas combinaciones muy características de la época, por ejemplo: el blanco con negro y rojo; el marrón con el marfil;  el turquesa con el fucsia; y el verde lima con estampados llamativos.

Asimismo, los diversos colores de los tapizados juegan un papel muy importante en este estilo. Estos van desde la piel, el terciopelo o la pana en múltiples colores estridentes, mezclados en grandes figuras geométricas o rayas.

Materiales

Los materiales que más se destacan en el estilo retro están los materiales metálicos como el aluminio; el plástico como el polipropileno y el acrílico; el vinilo y también el cuero; el vidrio y el cristal de murano; y por supuesto la madera.  

El terciopelo y el peluche están dentro de las texturas tipicas de este estilo.

Pero lo que hace realmente especial a estos materiales es la mezcla singular entre los mismos.

elementos del estilo retro
Fuente: urbania.pe

Mobiliario

Para lograr una auténtica decoración retro lo mejor es incluir muebles típicos de la época, por ejemplo: una mesa redonda con pie tulipa; un puff de vinilo; terciopelo o cuero de un color brillante; un sofá tapizado con estampado animal; una silla de plástico con diseño futurista, entre otros.

Otros muebles muy populares son: los muebles-bar, las banquetas altas, las mesas camareras con ruedas, los sofás modulares, las mesitas telefoneras, las mesas, asientos y aparadores con las patas inclinadas hacia afuera, los aparadores de madera, los sillones mullidos, etc.

Por lo general, todos estos muebles, e incluso los electrodomésticos tienen siluetas rectangulares o curvilíneas. En su mayoría son piezas muy estilizadas y prácticamente sin adornos.

Accesorios y complementos

En el estilo retro reinan los accesorios y complementos elaborados con vidrio o cristal, por ejemplo una bandeja de cristal de murano va muy bien con la decoración. Asimismo, los jarrones de vidrio de colores llamativos son una excelente opción.

accesorios y complementos
Fuente: casaydiseño.com

Las alfombras son infaltables. Las más comunes son las alfombras de pelo un tanto extravagantes.

Los objetos con formas geométricas son el complemento perfecto.

También se pueden incluir las típicas chapas de anuncios publicitarios, o relojes y vinilos para decorar las paredes.

Recuerda que, a pesar que el estilo retro se trata de mezclar colores, materiales y texturas, es sumamente importante seguir un patrón para no caer en los excesos y en la no cohesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here