Vajilla Carmen de Viboral

0
29

En esta oportunidad traemos a relucir un mágico lugar Colombiano (conocido como la cuna de la cerámica artesanal); en donde se elaboran piezas de cerámica artesanales únicas, especiales, hermosas y muy distintivas. ¡Sí! Hoy hablaremos no solo del lugar sino de la vajilla Carmen de Viboral, una tradición artesanal que ha sobrepasado fronteras. ¡Conoce de qué trata!

Carmen de Viboral: Tierra en donde se elaboran las vajillas o cerámicas más hermosas de Colombia

A 54 kilómetros de Medellín, en Antioquia, se encuentra el poblado Carmen de Viboral; un pueblito conocido por su loza pintada a mano por los mejores artesanos del lugar, los cuales año tras año se dedican a elaborar las más hermosas piezas de cerámica, como se hace desde hace mucho tiempo atrás.

Este arte, por llamarlo de alguna manera, es lo que ha hecho que este pueblito sea tan conocido y visitado por los turistas. El principal objetivo de cada una de las personas que lo visita, es llevarse a casa un ejemplar de estas maravillas.

Conozcamos un poco de la historia de esta hermosa tradición

El oficio de elaborar la conocida vajilla Carmen de Viboral se remonta al año 1898, en donde Eliseo Pareja, un ceramista talentoso del Municipio de Caldas, se enamoró del lugar Carmen de Viboral; por lo que se quedó a vivir para siempre.

Desde el primer instante empezó a impartir su conocimiento a otros artesanos y, con el pasar de los años, se fueron fundando diversas fábricas ceramistas que actualmente son conocidas como la gran empresa “Cerámicas Unidas”.

Al igual que el artesano Eliseo Pareja, otras familias artesanas se dedicaron a la elaboración de estas lozas, que inicialmente eran blancas; sin embargo poco a poco fueron innovando e incorporando nuevos elementos decorativos.

ceramica Carmen de viboral

Parte del proceso consistía en que lo niños recogieran los cuarzos, las mujeres moldearan el barro y los hombres buscaran la leña para los hornos. Una vez listas, las vajillas eran cargadas en mulas y trasladadas a los pueblos vecinos para su respectiva venta.

Fue en 1970, cuando el artesano Rafael Ángel Betancourt incentivó a la población a elaborar la decoración de las vajillas a mano, como característica adicional que le permitiese dar más valor a la artesanía. Y como es de esperar, así fue.

Fue precisamente ese toque adicional lo que ha hecho que la vajilla Carmen de Viboral sea única en su estilo y género. Sin mencionar el hecho de que esta misma característica, es la que le dio el carácter de identidad necesario para ser considerada Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), pero de eso hablaremos más adelante.

En la actualidad, podemos ver como el poblado cuenta con talleres de cerámica y hornos, para que los jóvenes de lugar se formen en el oficio. Esto, con el fin de mantener intacta la tradición del lugar que los ha hecho destacar no solo a nivel nacional sino internacionalmente.

Conozcamos un poco más a fondo la Vajilla Carmen de Viboral

Sabiendo ya la importancia que tiene esta tradición, ha llegado el momento de hablar en concreto de qué va.

Estas vajillas que, generalmente son de color blanco, se encuentran alegremente adornadas con diversos diseños de flores del entorno. Sin embargo, el proceso de elaboración no es rápido. Una sola pieza pasa por manos de varios artesanos y demora aproximadamente 15 días en estar lista.

El proceso consiste, primeramente, en darle forma a la arcilla, pulir la pieza para posteriormente llevarla a un horno a 1190ºC. Seguidamente, llega a las manos de las decoradoras, las cuales la impregnan con sus espectaculares diseños. Por último, es nuevamente llevada a horno, pero esta vez con una capa de esmalte.

loza Carmen de Viboral

Durante toda la elaboración, se podría decir que las decoradoras juegan un papel muy importante; ya que precisamente son los diseños hechos a mano, lo que hacen de estas una pieza distintiva y única.

En este sentido es importante mencionar, que la arcilla blanca (ingrediente principal) proviene de las tierras del propio lugar. Mientras que el caolín de La Unión y los feldespatos de la parte oriental de Antioquia. Y otro tipo de arcilla que permite conjugar todo a la perfección, proviene del municipio vecino de Rionegro.

Cerámica Carmen de Viboral como Patrimonio Cultural Inmaterial

Esta manifestación artesanal con más de un siglo de tradición, ha sido declarada recientemente Patrimonio Cultural Inmaterial de la nación. Lo que ha permitido que, luego del Covid 19, el pueblo vuelva a estar entre unos de los poblados más turísticos de la región.

Este reconocimiento, sin duda alguna, ha ayudado a que las ventas aumenten y el pueblo vuelva a tener como fuente de ingreso principal, la fabricación de la cerámica Carmen de Viboral.

Es inevitable quedar encantado con la vajilla Carmen de Viboral. Todos los diseños plasmados a mano en cada ejemplar reflejan la destreza y entrega de los artesanos que; por más de un siglo, han dedicado su vida a esta hermosa labor y tradición.

Al obtener piezas de esta índole, sin lugar a dudas, siempre ha de relacionarse con auténticos tesoros de cerámica. ¡Son obras de arte únicas!

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí