Cabinas de duchas

0
25

Imagina la siguiente escena con cabinas de duchas: llegas a casa de un largo día de trabajo, lo primero que pasa por tu mente es darte un baño. Entras y ves esperándote ese inmaculado espacio donde puedes disfrutar a tus anchas; del correr del agua y caliente que aliviará todo ese cansancio que tienes acumulado.

Para que esto sea posible, se requieren de buenos materiales, aprovechamiento del espacio, fácil mantenimiento y claro, un buen diseño. Solo debes continuar leyendo para enterarte de cómo lograrlo.

¿Qué son las cabinas de duchas?

Si eres de los que toda su vida ha optado por una bañera; es probable  que no estés familiarizado y te preguntes qué son las cabinas de ducha.

Una cabina de ducha no es más, que un sistema compuesto por una grifería dispuesta sobre un plato o suelo, alrededor del cual se encuentran puertas, paredes o mamparas para definir el espacio. Estas constituyen una opción más ecológica, ahorrativa, y se puede utilizar hasta en espacios reducidos.

Sus materiales de fabricación  permiten generar estructuras artísticas que complementan la decoración con cualquier estilo.

En este orden de ideas, cabe mencionar que las puertas son comúnmente fabricadas con cristal esmerilado, transparente, o acrílico; al que se le añaden perfiles de aluminio o acero para mayor resistencia.

Tanto el techo como las griferías pueden ser fabricados con acero inoxidable o cromado; y el plato comúnmente es elaborado con acrílico o cerámica que lo vuelven anti resbalante y proporcionan mayor seguridad.

Tipos de cabinas de duchas

Existe una gran variedad de diseños y funciones para cada cabina dependiendo de lo que quieras lograr y las características del espacio.

En cuanto a su clasificación, la más estándar involucra sólo dos tipos de cabinas de ducha: cabinas abiertas y cerradas. 

Las de tipo abierto consisten en un desagüe o sifón delimitado por los paneles o puertas de la ducha. No poseen techo y constituyen la opción más simple y económica.

cabinas de duchas abiertas
banosmodernos.com

Por otro lado, las cabinas de tipo cerrado, hacen referencia a un bloque delimitado en todos su lados por paredes; y que posee además, un techo de vidrio, plástico o metal. Esto las convierte en un espacio más íntimo y cómodo para el usuario, al mismo tiempo que amplifica sus posibilidades.  

cabina de ducha cerrada
capitansilencio.com

Ahora bien, creemos que esta clasificación es bastante simple; por lo que se hace necesario mencionar que dentro de estas categorías podrás encontrar agradable diseños.

Ya sean cabinas abiertas o cerradas las opciones empotradas para quienes están fabricando su baño desde cero son una gran opción, brindan mayor espacio y son propias de las duchas de obra.

cabina empotrada
arqhys.com

Si ya tienes un baño instalado y lo que quieres es pasar de una bañera a una ducha; nada mejor que las cabinas de ducha integrales. Su instalación es bastante sencilla, pues solo requieren disponerlas en el espacio que se desea y conectarlas. Como ventaja adicional, estas cabinas suelen presentar la opción de hidromasaje, tan cotizada hoy en día.

cabinas de ducha integrales
pinterest.com

Y si quieres aprovechar el espacio y al mismo tiempo  brindarle una apariencia de ducha integral; basta con disponer la cabina de ducha sobre algunas de las paredes del baño. Una vez hecho esto, solo te queda utilizar mamparas de cristal o acrílico que la harán lucir en cualquier espacio.

¿Qué debes saber para instalar una cabina de ducha?

Al igual que con una bañera, todo se trata de medidas. Una cabina es un espacio más reducido y seguro para sus usuarios; eso no quiere decir que no debas tomar en consideración sus dimensiones.

Un plato grande permite mayor movilidad mientras te duchas y son la primera elección. Junto con eso, debes considerar la altura del baño. Una cabina de ducha, sea abierta o cerrada requiere un mínimo de 2 metros de altura como medida estándar; de tal manera que no resulte incómoda para ningún usuario.

Anudado a esto, la forma también es un factor fundamental. Si dispones de poco espacio siempre puedes optar por la forma angular, un clásico que aún se mantiene en auge. Esta se construye en las esquinas del baño y amplia los espacios para desenvolverse con normalidad.

Esto no quiere decir que debas limitarte a las esquinas y paredes. Actualmente, las formas rectangulares de las duchas integrales son de preferencia si se tiene la oportunidad de instalarlas; pues brindan mayor espacio y confort. Incluso se ha optado por incorporarlas en los dormitorios cuando el baño no es suficientemente espacioso.

Imágenes de cabinas de duchas

Las cabinas de ducha son un elemento esencial; una vez que has visto todas sus ventajas es imposible no decantarse por una de ellas. Como sabemos que es así, te traemos una galería con múltiples ejemplos, que incluyen desde las cabinas de ducha clásicas hasta las más modernas y elegantes.

pinterest.co.kr
cabina clasica
capitansilencio.com
cabinas de ducha redondas
archiexpo.es
cabinas de ducha acrilicas
archiexpo.es

Con todo esto, sabemos que podrás lograr resultados que serán el deleite y la envidia de quienes observen tu baño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí